Delitos Informáticos

✅ El Sexting como Delito Informático: sexo + texto

El Sexting es uno de los Delitos Informáticos más en Auge 

El desarrollo e implementación de la tecnología conectan cada vez más a personas de todo el mundo. De hecho la conectividad será la palabra que más oiremos en cualquier ámbito durante los próximos 5 años. Todo está conectado: móvil, zapatillas, casa, perfiles en las redes sociales y dentro de poco también las personas estarán conectadas con sus ciudades (fenómeno conocido como las  #SmartCities, algo que ya empieza a ser realidad).

Los Dispositivos Móviles y Redes Sociales como Instagram son una Combinación Peligrosa

Debido a esta conectividad las personas están constantemente online y por ese motivo redes sociales como Instagram se convierten en el medio perfecto para establecer nuevas relaciones. Esta combinación se vuelve más intensa y peligrosa cuando entra el sexo en la ecuación.

El nuevo cortejo viene de la mano de los «likes».

El denominado Stalkeo para dejar likes se ha convertido en la nueva forma de piropear a través de redes sociales. Quizás puede parecer algo frívolo para quien no está acostumbrado al uso de estas redes sociales, pero es extremadamente común que los usuarios dejen entrever un posible interés hacia otra persona comentando sus «stories» o también, por ejemplo, mediante el uso de  «reacciones con el icono de Fuego» en determinadas publicaciones y por supuesto mediante el uso de «Bombas» en el intercambio de  DM’s (mensajes privados) que se borran tras la primera visualización sin dejar así rastro alguno al menos teóricamente … (Lo sabemos, a veces hasta cuesta seguir los conceptos y usos que tenemos en estas aplicaciones móviles).

El problema es que esta nueva forma de relacionarse independientemente de que pueda parecer más o menos divertida ha favorecido la aparición de  nuevos tipos de delitos informáticos o ciberdelitos y entre estos se encuentra el  Sexting.

El Sexting es un Ciberdelito regulado desde 1995 en el Código Penal.

La reforma del código penal de 1995 tipifica el denominado Sexting, este delito tiene dos modalidades parecidas  pero no iguales. Por un lado la modalidad entre  los mayores de edad que tiene más que ver con la quiebra de la intimidad y que se recoge  en el art. 197.7 del Código Penal y  por otro lado la que se enmarca en el ámbito del menor y en la protección de su desarrollo sexual la cual se encuentra en  el art. 183 ter 2. Es en esta última modalidad de sexting de la que vamos a hablar ahora.

El sexting con menores es un delito informático que consiste en que una persona contacta con un menor de dieciséis años a través de cualquier medio tecnológico para ganarse su confianza engañarle y  aprovecharse de su ingenuidad consiguiendo así que el menor le envíe   vídeos y fotos  de carácter pornográfico en las que sale ese menor u otro.

Un informe del Ministerio del Interior alerta de que más de 2000 menores de edad son VÍCTIMAS de Ciberdelitos cada año.

La Especial Vulnerabilidad de los Menores de Edad ante los Delitos Informáticos o Ciberdelitos.

Debemos quitarnos la venda de los ojos, los adolescentes pese a ser nativos digitales y pese a que están acostumbrados a usar la tecnología siguen siendo personas que se encuentran en pleno desarrollo emocional, siguen sin tener la experiencia de una persona madura y este hecho los convierte en especialmente vulnerables ante estos engaños.

Lamentablemente resulta fácil para personas con mayor experiencia en la vida explotar los «complejos físicos y emocionales» de los menores, atacar su autoestima, aprovecharse de sus inseguridades y utilizar para fines nada éticos e ilícitos las carencias emocionales de estos adolescentes.

Los Stalkers han crecido a montones. Estas personas colman a los menores de halagos o regalos. Incluso a veces solamente mediante la atención que el menor de edad necesita ya consiguen sus confianza. En conversaciones más o menos buscadas obtienen su simpatía construyendo así una falsa relación de confianza la cual utilizan para conseguir sus propósitos.

Del Delito de Sexting se puede pasar al Delito de Sextorsión.

Muchas veces cuando el menor es embaucado empieza un proceso de extorsión. El adulto que tiene el material delicado del físico o comentarios del menor puede llegar a chantajearlo con exponer sus debilidades o sus confidencias para doblegar su voluntad. Frente a la indefensión e inexperiencia del menor de edad, el agresor da un paso más doblegando a la víctima para que le facilite más material o incluso para perpetrar sobre él otros delitos contra la libertad e indemnidad sexual.

La mejor manera de Prevenir los Delitos de Sexting, Stalking o Sextorsión es Informar (se)

No debemos tener miedo ni mucho menos sentir vergüenza de hablar con los adolescentes sobre los peligros que entrañan las redes sociales (en muchas ocasiones, casi la mayoría, será el adulto quién se quede pasmado de todo lo que aprende sobre redes y aplicaciones). Los adultos no deben convertirse  en juzgadores. Si de verdad preocupa que se desarrollen como personas sanas y no se quiere que sufran experiencias traumáticas de este tipo, o incluso algo peor, debe esforzarse en que los menores puedan encontrar en su entorno un lugar donde poder expresarse de forma libre y segura.

La confianza es un muro ante lo que intenta dañarnos, pero es un muro que se construye poco a poco, día a día.

®

En Intelectual Abogados trabajamos con espíritu innovador y pionero. Nos identificamos con la exigencia y esfuerzo con los que nos comprometemos con nuestros clientes. Puede contactar con nosotros a través del siguiente formulario de contacto:

Contactar con Intelectual Abogados:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.