La Responsabilidad Civil

Responsabilidad Civil

Se entiende por responsabilidad civil la obligación que tiene el facultativo de resarcir los daños ocasionados por su actuación negligente, con existencia previa de contrato o no. Dependiendo de este último factor, se diferencia la responsabilidad civil contractual y la extracontractual.

La responsabilidad civil contractual es aquella que se genera por el incumplimiento del contrato por parte del facultativo. Esta relación contractual es la que establece la unión médico-paciente.

La responsabilidad civil extracontracual no precisa de una relación previa anterior entre médico-paciente, sino que nace del deber general de no causar daño a otro, esto es, al paciente.

La regla general es que la relación que une al médico y al paciente sea una relación contractual, de modo que la principal responsabilidad que puede derivarse de su actividad es una responsabilidad civil contractual.

Sin embargo, es posible que concurra el aspecto contractual y el extracontractual, puesto que los médicos, además del deber de cumplir las obligaciones que se derivan del contrato, tienen que mantener el deber general de no dañar al paciente.

 ¿Qué plazos hay para que el paciente reclame por responsabilidad civil?

En el caso de que inicie las actuaciones judiciales por responsabilidad civil contractual, el plazo máximo de reclamación es de 5 años, a contar desde el nacimiento de la posible responsabilidad médico o bien desde la estabilización de las secuelas.

En el caso de que las actuaciones judiciales se inicien por responsabilidad civil extracontractual, el plazo se reduce a un máximo de 1 año.

¿Qué puede hacer el facultativo para defenderse de la reclamación por responsabilidad civil?

En primer lugar, como facultativo o personal sanitario tiene que conocer que, en ocasiones, la demanda no irá directamente dirigida contra usted sino que puede dirigirse contra la compañía aseguradora del paciente, pues usted formaba parte del cuadro clínico de la misma. En este caso, usted (salvo que alguna de las partes solicite su incorporación al pleito), no deberá comparecer pues, en este caso, quien tiene que realizar la defensa es la compañía aseguradora.

En el caso de que la demanda por responsabilidad civil se dirija directamente a usted como facultativo o profesional sanitario, debe tener en consideración una serie de aspectos.

(1) Defender que actuó con la diligencia debida, que la actuación fue realizada conforme a la práctica habitual.

(2) Reunir todas las pruebas que tenga a su favor para ayudar a una adecuada defensa.

(3) Reunir al personal sanitario que estuviera el día de la intervención o de la supuesta práctica negligente para que puedan testificar que su actuación fue diligente.

(4) Confiar en Abogados Especialistas en Negligencias Médicas y en Derecho Sanitario para asegurar una adecuada y efectiva defensa. A pesar de que su seguro de responsabilidad civil le cubra los derechos de defensa legal, en la mayoría de ocasiones usted puede contar con un abogado de libre elección, no teniendo que estar defendido por los abogados de la aseguradora.

¿Qué supone una demanda por responsabilidad civil?

En las reclamaciones que versan únicamente en responsabilidad civil, las víctimas tratan de buscar el resarcimiento del daño a través de una indemnización económica.

Por ello, toda reclamación a un facultativo o profesional sanitario por responsabilidad civil va encaminada a conseguir una compensación económica por el daño padecido y no a la inhabilitación del profesional sanitario.

 


¿Ha encontrado lo que busca? En Intelectual Abogados ® somos un equipo de Abogados y Profesionales Especialistas. Puede ponerse en contacto directamente con nuestro despacho a través del formulario de contacto que verá en el margen o a continuación.

Summary
User Rating
5 based on 1 votes