Incapacidad Laboral

Incapacidad laboral

Concepto. ¿Qué es la incapacidad laboral?

Se entiende por incapacidad laboral la situación de aquel trabajador que no puede llevar a cabo las tareas o funciones propias de su puesto de trabajo con todas las garantías a consecuencia de accidente o enfermedad.

La incapacidad laboral se divide en dos grandes bloques:

  1. Incapacidad temporal.
  2. Incapacidad permanente.

Incapacidad temporal

Es aquella que puede tener una duración máxima de 365 días, prorrogable 180 días más si así lo consideran oportuno los órganos competentes del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Transcurridos los primeros 365 días, puede prorrogarse la incapacidad temporal 180 días más, emitirse el alta médica o bien iniciarse un expediente de incapacidad permanente.

Incapacidad permanente

La incapacidad permanente es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido a tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyen o anulan su capacidad laboral.

Existen cuatro grados de incapacidad permanente:

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual.
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual.
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo.
  • Gran invalidez

Requisitos para solicitar incapacidad permanente

Son dos los requisitos que en términos generales se exigen para solicitar la incapacidad permanente laboral:

  • Estar de alta en la Seguridad Social, o bien en situación asimilada al alta.
  • Cumplir los requisitos mínimos de cotización. Estos requisitos de cotización varían en función del motivo por el que derive la incapacidad; de la edad del solicitante y del tipo de incapacidad permanente que se solicita.

Cómo solicitar la incapacidad laboral

  1. La incapacidad permanente laboral puede ser solicitada por: els INSS, la Inspección de Trabajo, el Servicio Público de Salud, las Mutuas de Accidente de Trabajo y por el trabajador.
  2. El trámite se inicia mediante la presentación de un formulario y la documentación a través de la cual se pueden justificar las dolencias que se padecen merecedoras del reconocimiento de una incapacidad permanente laboral.
  3. El INSS resuelve la solicitud.
  4. En el caso de que el INSS deniegue la solicitud, puede interponerse Reclamación Previa, que también resuelve el mismo INSS.
  5. Si el INSS deniega la Reclamación Previa, la última vía es interponer Demanda.

 


¿Ha encontrado lo que busca? Le invitamos a entrar en el menú (arriba y lateral/inferior) y ver más información sobre la materia de su interés. Es un placer haber tenido su atención y que decida trabajar con una marca como es Intelectual Abogados ®.

Summary
User Rating
5 based on 1 votes