Derecho Sanitario

Negligencia Médica en el Diagnóstico de Apendicitis

apendicitis error diagnostico derecho sanitario

 El error médico en el diagnóstico de la apendicitis

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una de las enfermedades comunes más temidas por el fuerte dolor que produce, el cuál aparece de repente. El apéndice es un órgano de unos 9 centímetros de longitud que comunica con el intestino grueso (Ciego). La apendicitis es, pues, una inflamación o infección del apéndice.

Se puede presentar a cualquier edad pero la más frecuente es entre los 10 y 30 años. Los expertos calculan que aproximadamente un 5% de la población tendrá apendicitis a lo largo de su vida.

¿Qué debemos hacer en caso de apendicitis?

Cuando tenemos la mínima sospecha de que podemos sufrir una apendicitis, debemos acudir a urgencias rápidamente. El síntoma principal es el dolor abdominal que empieza de una forma brusca y aumenta de manera progresiva. Éste, se sitúa en la parte baja y derecha del abdomen, y aumenta con la presión o el movimiento.

Además, suele iniciarse en la parte central del abdomen, cerca del ombligo y se traslada luego hacia el lado derecho. Puede acompañarse de vómitos, náuseas, distensión abdominal, entre otros síntomas.

El diagnóstico, la clave.

En la mayoría de casos, no existe una causa evidente. Se cree que se produce por obstrucción de la luz del apéndice, algo que conlleva un sobre-crecimiento de los microbios que hay en su interior. El diagnóstico es clínico, se reconoce por los síntomas y la exploración, y se confirma mediante el análisis y pruebas como la ecografía o el escáner abdominal (TAC).

Un diagnóstico temprano es necesario, porque una apendicitis no diagnosticada en las primeras 24-48 horas, puede acabar derivando en una peritonitis.

Si la apendicitis se diagnostica tempranamente antes de la perforación, el postoperatorio y la recuperación son rápidos. Se realiza la cirugía, por laparoscopia y con anestesia general, y a las pocas horas, el paciente puede iniciar la dieta y deambulación normales pues el ingreso no suele ser mayor de dos días.

El retraso en el diagnóstico de la apendicitis

Un diagnóstico correcto y rápido es central para el tratamiento eficaz de la apendicitis.

Podemos considerar que la apendicitis es una urgencia médica porque si el diagnóstico se retrasa en 24 – 72 horas puede evolucionar de una inflamación a gangrena de la pared y finalmente, perforación. Esta perforación puede causar una peritonitis difusa o la formación de un absceso, que es una bolsa de pus contenida entre las asas intestinales.

El problema hoy día es que no todos los centros sanitarios tienen un TAC abdominal o el equipamiento para cirugía laparoscópica disponible en urgencias. Por ello, si hay una negligencia médica a la hora de detectar una apendicitis, se puede reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

¿Qué consecuencias puede tener un retraso en el diagnóstico de la apendicitis y, consecuentemente, la aparición de peritonitis?

La peritonitis es una inflamación que puede llevar a la muerte. Los síntomas son vagos y pueden aplicarse a muchas enfermedades e incluyen desde la pérdida de apetito al dolor abdominal que va empeorando.

Cuando la peritonitis se deja sin tratar, la inflamación, por bacteria o por hongos, se extiende a la sangre y se produce una sepsis que viaja por todo el organismo. Se trata pues de una infección múltiple que puede llevar a un fallo multiorgánico y, a la muerte.

Hay dos tipos de peritonitis, la primaria y la secundaria, ambas con unas tasas de mortalidad elevada.

¿Cómo reclamar si no nos han tratado una apendicitis a tiempo?

En términos generales, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Solicitar el historial clínico completo. En el caso de que la clínica o el hospital deniegue la entrega completa del historial clínico, o consideremos que el mismo no es completo, el abogado puede dirigir un escrito al Juzgado mediante el cual se exige a la clínica la aportación del mismo.
  2. Estudio de la documentación. En ocasiones, además de la intervención del abogado, la documentación también tiene que ser estudiada por parte de un perito médico especialista.
  3. Demanda judicial por indemnización de daños y perjuicios. Si se confirma la existencia de negligencia médica, el abogado especialista interpondrá demanda judicial junto con el informe del perito médico reclamando indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

En ocasiones, antes de la demanda judicial, se trata de llegar a un acuerdo extrajudicial y, en caso de que el mismo no sea exitoso, la última vía es la interposición de demanda judicial.

Desde Intelectual Abogados® podemos estudiar su asunto y ayudarle a reclamar la indemnización por daños y perjuicios que corresponda.

®

En Intelectual Abogados trabajamos con espíritu innovador y pionero. Nos identificamos con la exigencia y esfuerzo con los que nos comprometemos con nuestros clientes. Puede contactar con nosotros a través del siguiente formulario de contacto:

Contactar con Intelectual Abogados:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.