Consentimiento Informado en Menores de Edad

Consentimiento Informado Menores Edad

Consentimiento Informado en Menores

Para poder determinar qué ocurre con el Consentimiento Informado cuando los pacientes son menores de edad deben tenerse en cuenta tres escenarios:

  1. Menor maduro. Se trata del paciente menor de edad que es capaz de comprender intelectualmente y emocionalmente el alcance de la intervención. En este caso, si usted como facultativo considera que su paciente es un menor maduro, él mismo puede prestar el consentimiento. ¡Excepción! : las intervenciones de especial urgencia, en las que tienen que prestar el consentimiento sus representantes.
  2. Menor mayor de 16 años. Los menores mayores de 16 años que no estén incapacitados por sentencia judicial pueden prestar el consentimiento por ellos mismos, con la misma excepción que la expuesta en el apartado anterior: si se trata de una intervención de especial urgencia.
  3. Menor emancipado. A excepción de intervenciones de especial urgencia, el menor emancipado puede prestar por él mismo el consentimiento informado.

 

Si no se da ninguno de los anteriores escenarios, el consentimiento informado tendrá que prestarse por parte de sus representantes legales/progenitores. Sin embargo, se tiene que escuchar la opinión del menor. 

Por tanto, si bien es cierto que el menor que no alcanza los 16 años y no es considerado menor maduro no puede prestar el consentimiento por sí mismo, sí tiene que ser informado del alcance de la intervención, motivo por el que, como facultativo tiene que informarle, dentro de sus posibilidades de comprensión, sobre la intervención a realizar, velando siempre por su interés.

¿Cómo actuar como médico en caso de que los padres estén separados/divorciados?

En intervenciones rutinarias y/o de escasa importancia, será suficiente con recabar el consentimiento del progenitor que el momento en cuestión  se encuentre en compañía del menor. No obstante, en decisiones de especial importancia sí será requisito obtener el consentimiento informado de ambos progenitores.

¿Qué se consideran intervenciones de especial importancia? A pesar de ser un concepto abierto, en términos generales puede decirse que son aquellos actos médicos no urgentes que supongan una intervención quirúrgica, un tratamiento médico de larga duración o, inclusive, acudir a consulta de psicólogo.

Desde Intelectual Abogados ®  recomendamos recabar, en la medida de lo posible, el consentimiento de ambos progenitores puesto que las actuaciones médicas son decisiones de especial relevancia en la que debe hacerse partícipe a ambos progenitores de ellas. En todo caso, es necesario informar también de que, si los progenitores toman una decisión contraria al interés del menor, como facultativo puede manifestar al Ministerio Fiscal su oposición a la decisión de los progenitores y, estudiado el asunto y prevaleciendo el interés del menor, el Ministerio Fiscal adoptará la solución que considere oportuna.

 


¿Ha encontrado lo que busca? Le invitamos a entrar en el menú (arriba y lateral/inferior) y ver más información sobre la materia de su interés. Es un placer haber tenido su atención y que decida trabajar con una marca como es Intelectual Abogados ®.

 

Summary
User Rating
5 based on 1 votes