Competencia Desleal

Requisito en Competencia desleal de la Participación en el Mercado

La participación en el mercado es un requisito para que exista competencia desleal

La Ley de Competencia Desleal determina qué es participación en el mercado y por qué es tan necesario, art. 33. En el primer párrafo de su apartado primero recoge la regla de legitimación individual aplicable al caso, en el que se han ejercitado acciones de competencia desleal contenidas en los cinco primeros números del art. 32.1.

Cualquier persona física o jurídica que participe en el mercadocuyos intereses económicos resulten directamente perjudicados o amenazados por la conducta desleal, está legitimada para el ejercicio de las acciones previstas en el artículo 32.1, 1 a 5.

Existe Competencia Desleal cuando se es Partícipe en el mercado

La norma exige un doble requisito: que quien pretende accionar participe en el mercado y que tenga intereses económicos directamente afectados por la conducta desleal.

Además del significado general de la expresión «que participe en el mercado», que abarca a todos los empresarios que llevan a cabo directamente su actividad económica en él y a los consumidores o destinatarios de dicha actividad económica, el término participación en el mercado debe analizarse también en función de la concreta conducta desleal, para evitar que una aproximación muy literalista del término conduzca al absurdo de negar legitimación activa al titular de los intereses económicos directamente afectados por las conductas desleales denunciadas y ahora declaradas en la instancia.

La legitimación para accionar en base a la Ley de Competencia Desleal (LCD), como se desprende de los arts. 1 a 3, ha de tener relación directa con el mercado y la concurrencia en él. No parece recoger la norma una acción popular o general de “saneamiento competencial”. Ahora bien, tampoco se deduce de dichos preceptos que sólo puede actuar quien en el momento de la presentación de la demanda esté explícitamente actuando en el concreto mercado al que se dirige la acción. Es suficiente con que tenga un interés directo en el resultado del pleito; no bastaría uno reflejo, indirecto o genérico.

Ejemplo práctico, aplicación de lo anterior en la SENTENCIA Nº 407/2014 DE AP ZARAGOZA, SECCIÓN 5ª, 17 DE DICIEMBRE DE 2014

®

En Intelectual Abogados trabajamos con espíritu innovador y pionero. Nos identificamos con la exigencia y esfuerzo con los que nos comprometemos con nuestros clientes. Puede contactar con nosotros a través del siguiente formulario de contacto:

Contactar con Intelectual Abogados:

Leer Política de Privacidad antes de aceptar*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.